Blog

15 Oct

Modelo 100 de IRPF y la Declaracion de la Renta

El modelo 100 IRPF es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que se realiza cada ejercicio. Previamente a la confirmación del Modelo 100 del IRPF se puede solicitar el borrador de la renta hasta validarlo o realizar el definitivo. Este modelo lo rellenan la mayoría de los contribuyentes, que no opten por modificar o confirmar el borrador. En este modelo se incluye la forma de pago y plazos, el lugar y todas las disposiciones relativas a la confirmación, modificación y obtención del borrador de la renta.

Además el Modelo 100 del IRPF incluye otros aspectos como:

  • Deducciones por estímulos a la inversión empresarial o por incentivos
  • Cantidades que están pendientes de la deducción por obra
  • Deducción por inversión en empresas de nueva creación
  • Contribuciones empresariales a seguros colectivos de dependencia
  • Reducción del rendimiento neto de la actividad económica
  • Pérdidas y ganancias a corto plazo

El Modelo D-100 IRPF es la declaración de la renta de los autónomos, que es diferentes a la de las personas asalariadas, puesto que se manejan datos diferentes. En primer lugar, los trabajadores por cuenta propia no pueden solicitar un borrador de la renta, puesto que la Agencia Tributaria no puede hacer cálculos de su renta al no saber cuáles son sus gastos ni ingresos con exactitud. Por otra parte, los autónomos sí que pueden solicitar a Hacienda algunos datos fiscales para saber qué conoce la Agencia Tributaria del trabajador autónomo a través de sus clientes.

Por regla general el modelo D-100 se puede presentar desde principios del mes de mayo hasta finales de junio, aunque para cada ejercicio o campaña se fijan unas fechas exactas.
A la hora de conocer los resultados, estos pueden salir a compensar, a devolver o a pagar. Si sale a pagar, el pago puede realizarse en uno o dos plazos sin intereses además puede ser domiciliado.

Add Comment