Blog

30 Ene

En qué consiste la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial

La Ley de Fomento de la Financiación Empresarial son unas medidas destinadas a mejorar la financiación de las pymes. Hasta ahora uno de los frenos de las pymes que les impedía su desarrollo eran las restricciones al crédito, pero con estas medidas parece que finalmente podrán tener un panorama más esperanzador. En este sector los créditos han dependido siempre de la financiación de la banca que ha establecido duros requisitos para poder obtener los créditos. Esta nueva normativa pretende abaratar los créditos y ampliar los canales para conseguir fondos.

Una de las alternativas propuestas para aliviar la dependencia a los bancos es el “crowdfunding” o financiación colectiva mediante plataformas de internet. Así se presenta un régimen jurídico para aquellas plataformas que promuevan obligaciones o participaciones de responsabilidad limitada, emisión de acciones o financiación participativa mediante préstamos.

Para el crowdfunding se establece un importe máximo de captación de fondos para cada proyecto que no podrá ser superior a 1.000.000€ en total y ningún inversor podrá aportar más de 3.000€ en un mismo proyecto ni más de 10.000€ en un conjunto de proyectos en un año. Por otra parte, los inversores acreditados no tendrán límites a la hora de invertir.

La segunda de las medidas que se estableces es que las entidades bancarias tendrán que avisar con tiempo a las pymes cuando cancelen el crédito. Aquellas pymes a las que se les reduzca el crédito o se cancele deberán ser avisadas al menos con tres meses de antelación. Esta medida pretende permitir a las pymes un tiempo para que puedan conseguir otras vías de financiación. Dentro de esta medida las pymes también podrás solicitar a las entidades datos sobre su situación financiera, como su cualificación crediticia, calificación crediticia, extracto, historial de pagos, posición financiera…

La Ley de Fomento de la Financiación Empresarial también establece otras medidas destinadas a activar el marco financiero, entre las cuales están:

  • Establecimientos financieros de crédito: mantener a las entidades bancarias en el perímetro de control e inspección financiera.
  • CNMV: reforzar la capacidad de supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de valores
  • Mercado Alternativo Bursátil: flexibilización de tránsito desde el MAB hacia la Bolsa de aquellas empresas que para crecer y desarrollarse necesiten la cotización en este mercado.

Add Comment