Blog

¿Qué hacer ante los impagos de clientes?

Impagos de clientes

Tomar cautelas en ocasiones resulta insuficiente. Frente al riesgo de que se produzcan impagos de clientes, le proponemos cómo asegurar el cobro.

Recabar pruebas documentales resulta esencial para actuar frente a un impago. Así, debe comenzar recopilando el pedido realizado por su cliente y su aceptación, asegurándose que el albarán de entrega o el parte de trabajo -en caso de tratarse de una prestación de servicios- están firmados por este.

Se recomienda que tanto el pedido como la aceptación se hagan siempre por escrito.

Pero si ya se ha producido el impago, puede enviar una carta al cliente por la que se le requiera el mismo. Una buena estrategia para actuar ante los impagos de clientes es que sea usted mismo, como gerente de la empresa que presta los servicios, el que haga llegar el primer requerimiento.

Transcurrido un tiempo razonable, si no se obtiene respuesta del cliente, su abogado puede enviar una nueva carta por la que se le requiera el pago.

No es aconsejable enviar numerosos requerimientos al cliente.

El cliente solicita el aplazamiento del pago de la deuda. ¿Qué debe hacer entonces?

En caso de que el cliente ofrezca, tras el requerimiento por impagos, aplazar el pago de la deuda, este compromiso debe expresarse también por escrito.

Así, se aconseja elaborar un escrito en el que el cliente reconozca la deuda existente y en el que se exprese el pacto alcanzado en relación a los plazos de pago.

Si carece de estos documentos, no se preocupe. Consulte a su asesor de confianza, ya que también es posible reclamar el impago de un cliente aportando otra serie de pruebas que acrediten la entrega de la mercancía o la prestación del trabajo contratado.

Add Comment