Blog

21 Ene

¿Se debe tributar por la indemnización de un despido improcedente?

La indemnización por despido es considerada un rendimiento del trabajo ya que es consecuencia de la relación laboral del trabajador con la empresa, tributando así en el IRPF.

Independientemente de que el trabajador siempre ha de comunicar a la Agencia Tributaria el importe recibido, la reforma fiscal introducida a finales de 2014 cambió el panorama con respecto a su tributación.

¿Qué decía la anterior regulación sobre la indemnización por despido improcedente?

En la anterior regulación, ninguna indemnización que estuviera dentro de los límites establecidos en el Estatuto de los Trabajadores, independientemente de la cuantía, era objeto de tributación en el Impuesto de la Renta.

Y en la actualidad…

Por el contrario, la nueva normativa, que afecta a los despidos producidos a partir del 1 de agosto de 2014, establece que la indemnización por despido improcedente que supere los 180.000 euros estará sometida, en la parte que exceda a esta cifra, al IRPF, aún estando dentro del límite del Estatuto.

Así, la tributación de las indemnizaciones por despido abarca los casos en los que se supere los límites que se establecen en el Estatuto de los Trabajadores y, como novedad, aquellos otros en que, aún respetando los límites del Estatuto, se supere los 180.000 euros, debiendo tributar por el exceso.

Add Comment