Blog

10 Jun

Cómo actuar si tenemos una inspeccion de trabajo

Lo primero que hay que saber es que cualquiera puede estar sometido a una inspección de trabajo, ya tengas una empresa o seas un autónomo por cuenta ajena. Además, estas inspecciones no se pueden evitar ni prohibir por las temidas sanciones económicas que pueden acarrear si el inspector encuentra alguna irregularidad.

De manera, que si llega un inspector a las puertas de vuestro local no se le puede prohibir el paso ni cerrar la puerta ya que podrían pedir la ayuda policial para entrar en él, hay que recordar que estos inspectores actúan en representación de la ley.

Hay quien piensa, sobre todo los autónomos que al tener su puesto de trabajo en el domicilio están exentos de dichas inspecciones pero todo lo contrario. Aunque en este caso, los inspectores deben tener el consentimiento de una autorización judicial.

Por eso, lo mejor ante una de estas inspecciones de trabajo de la Seguridad Social, lo mejor es mostrarse cooperativo y podrán tener acceso en todo momento a las instalaciones. De hecho, si se trata de una empresa, estos inspectores pueden pedir a cualquier miembro de la plantilla que los acompañe.

Pero esto no acaba aquí, lo cierto es que ante una inspección de trabajo también nos pueden pedir cualquier tipo de documentación relacionada con la actividad e incluso pedir las claves de los ordenadores y programas para acceder a cualquier archivo, a lo que tampoco nos podremos negar y no va en contra de la privacidad ya que son claves relacionadas con el trabajo y no son las personales.

Por otro lado, no siempre sabemos cuándo se va a producir esta inspección de trabajo y el inspector tampoco tiene porque identificarse. Esto sucede sobre todo cuando se trata de empresas que ya han cometido irregularidades y quieren jugar con el factor sorpresa.

Es normal que durante el proceso y duración de dicha inspección, el inspector pida la identificación de cada empleado e incluso documentación que sólo el empresario puede proporcionar, de manera que si en elemento de la inspección el responsable no está se podrá mantener la investigación. Eso sí, en el caso de que se trata de una inspección pactada si el empresario no se encuentra en el puesto de trabajo puede acarrear algún problema judicial.

De manera que ante una inspección de trabajo lo mejor es mostrarse cooperativo en todo momento y mantener la calma ya que no hay nada que ocultar y el mostrarte participativo resulta siempre beneficioso.

Add Comment