Blog

22 Dic

Cuando una empresa no quiere hacerse mayor

Cuando una empresa crece los fundadores, que pueden no tener los conocimientos necesarios para llevar la empresa, deben plantearse optar por una gestión profesional que conozca el mercado y tenga experiencia en el terreno. Muchas empresas que tienen un volumen elevado todavía continúan teniendo la gestión de sus fundadores y parecen que no se quieren hacer mayores de edad.

La idea es que la empresa sea mucho más eficiente, encontrando herramientas más útiles y haciendo cambios en la gestión. Como supondréis no es lo mismo gestionar 40 clientes que 4000, ni tampoco es lo mismo fabricar 700 artículos que tener una fabricación de 70.000 para muchos más clientes.

Es el caso de empresas que no han tenido en cuenta su rápido crecimiento y que podían llegar a tener tal número de clientes, y por tanto no pueden llevar igual su gestión. Se trata de ser prácticos y de saber reconocer que la hoja de Excel creada para gestionar en un principio, ahora ya no funciona y se necesita una gestión mucho mayor.

Ante esta evolución, muchos empresarios y empleados se cuestionan por qué cambiar si hasta el momento la gestión ha funcionado. Por eso es importante que el cambio se produzca con un período de adaptación y aprendizaje.

Tras esto encontramos que se produce una acumulación de trabajo y que hay una gran cantidad de trabajo sin realizar porque la empresa no está pensada para abarcar tanta demanda y fabricación y es imposible dejar de trabajar para llevar a cabo este cambio que es tan necesario. Sin embargo es muy importante hacer este esfuerzo y analizar la situación, los aspectos a mejorar, la cantidad de inversión que se necesita y darse cuenta de que ésta es la única forma de avanzar y de que la empresa crezca.

Add Comment