Blog

tipos de sociedades para empresas
1 Nov

5 Tipos de sociedades para empresas

¿Qué tipos de sociedades para empresas existen para mi nuevo negocio? Esta pregunta es una de las más típicas y esenciales para un emprendedor o persona que inicia un nuevo proyecto empresarial.

Una vez clara la idea empresarial y obtenido (o incluso antes de) fondos o capital para llevarla a cabo, viene el momento decisivo:

¿Cómo determinar la estructura y tipo de empresa más adecuada?

De esta decisión van a depender muchas cosas incluida las posibilidades de crecimiento, el tipo de impuestos, y el tipo de inversión que puedas aceptar.

¿Qué tipos de sociedades para empresas le resultan familiares a la gente?

Si preguntaras esto a cualquier persona por la calle, encontrarías que muchos apenas pueden listar dos o tres: limitada o anónima te dirían unos, otros mencionarán una ONG como alternativa. La realidad es que la mayoría de emprendedores (con la excepción de los que estudiaron empresariales o negocios) no tienen mucha idea de sus opciones a la hora de abrir una empresa. Aquí describimos unas cuantas para que no te quedes con las dudas:

Sociedad Anónima

Este tipo de empresa pertenece a los accionistas o socios cuya responsabilidad varía en función de su inversión o aportación a la empresa. Aunque muchos creen que no, una sociedad anónima puede elegir si quiere cotizar en bolsa.

Además de condiciones mínimas de capital, una sociedad anónima se caracteriza por el hecho de que cada socio no responde por deudas totales de negocio sino solamente las correspondientes al capital que han invertido.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Se parece mucho a la anterior, pero tiende a ser un poco más simple: no puede cotizar en bolsa y debe tener un número de accionistas inferior a cincuenta. Es la empresa más fácil de formar si estás empezando y crees que vas a mantener un negocio de tamaño menor (o familiar).

Este tipo es el más habitual en España desde hace años ya que el empresario no tiene que responder de forma personal a las deudas de la empresa, su responsabilidad es limitada al capital que se ha aportado.

Sociedad Colectiva

Es un poco menos común, y se caracteriza por el hecho de que la responsabilidad de la empresa recae totalmente en los socios o accionistas, cuyas posesiones, por tanto, pueden llegar a estar en riesgo en caso de que la empresa entre en bancarrota.

Sociedad Civil

Es un contrato entre dos personas que deciden juntar su capital, dinero, o incluso trabajo para repartir luego las ganancias. Cada uno tendrá que ocuparse de sus impuestos por separado.

Sociedad Cooperativa

Es un tipo de empresa especial de al menos tres socios formada bajo libre asociación con la intención de cumplir con un objetivo común juntando sus recursos o conocimientos. Son muy usuales en el sector primario (ganadería, agricultura, pesca, etc.).

Para más información sobre los tipos de sociedades mercantiles en España, puedes visitar el artículo de la Cámara de Comercio de España: Ver aquí

Estos son los tipos de sociedades para empresas que puedes encontrar en la actualidad, sino tienes claro cual es el mejor tipo para tu nueva empresa, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos con la opción que mejor se adapta a tus necesidades para iniciar su actividad empresarial.

Add Comment