Blog

actividades exentas de iva
28 Jun

Cuáles son las actividades exentas de IVA

Para autónomos y Pymes en particular, es muy importante mantener un seguimiento preciso de sus gastos y ventas, ya que muchos de ellos pueden servir para desgravar a la hora de realizar el ejercicio de impuestos del año. Muchos de las actividades que ofreces como autónomo o gerente de una pequeña empresa se tratan de actividades exentas de IVA: es decir, son ventas que no necesitan someterse a tal impuesto (y por lo tanto, no es necesario ni que incluyas el costo del IVA en la venta ni que lo declares al final del año: ni lo cobras, ni lo pagas).

El IVA, como el acrónimo indica, es un “Impuesto sobre el Valor Añadido o Agregado”. Todos lo conocemos, ya que la mayor parte de las compras que realizamos en el día a día (no solo como empresas), tenemos que pagarlo. Es un impuesto indirecto, porque se realiza sobre el consumo y no sobre tus ganancias (sueldo o beneficios declarados)

Según su definición legal, toda actividad profesional o empresarial que se dirige a conseguir beneficio económico (lucro) debe someterse al Impuesto sobre el Valor Añadido o IVA. Sin embargo, no todas las actividades o productos que tu empresa ofrece (o tú, como autónomo) se incluyen bajo este precepto.

Exenciones de Impuestos: Ni lo cobras, ni lo pagas.

Como empresario o autónomo, el IVA no es solo algo que se te cobra al consumir, sino una tasa que a menudo tienes que incluir en el costo de las actividades o productos que ofreces a tus clientes. Sin embargo, hay varias actividades para las cuales no es necesario tributar el IVA. ¿De cuáles se trata?

Resumiendo, son las siguientes: actividades educativas (tanto en escuelas privadas como públicas), actividades sociales, culturales, y deportivas (siempre y cuando la entidad no tenga ánimo de lucro; también cuentan en esta categoría profesionales creativos como guionistas, traductores, o escritores), actividades médicas (con algunas excepciones, como veterinaria y cirugía estética), y actividades financieras y de seguros.

 Dos tipos de exención: no todas las actividades son iguales.

En función de la actividad en particular, la exención puede ser parcial o completa. En el caso de que sea parcial, el autónomo o empresa no está obligado a cobrar por el IVA cuando ofrece o entrega un bien o servicio, pero no puede descontar en su declaración anual aquellos gastos que tuvo que confrontar en la producción del bien y para los cuales si que tuvo que pagar por tal impuesto. De hecho, la mayoría de actividades exentas de IVA se incluyen bajo la categoría de exenciones limitada.

Cuenta con la ayuda de un profesional

Cuando te toca hacer las facturas para alguno de estos servicios que pueden estar exentos de IVA, es bueno estar muy familiarizado con la ley o contar con el apoyo de una gestoría en Madrid que pueda tramitar tus facturas por ti. Solo de este modo te aseguras de no cometer errores que te lleven a acabar pagando por más de lo que es necesario o crear confusión en tu declaración de impuestos.

Add Comment