Blog

30 Dic

Consejos para elegir asesores financieros para tu empresa

La elección de un asesor financiero o de un asesor fiscal es una cuestión muy relevante para la empresa.

Estos profesionales pueden suponer un apoyo importante en el éxito de la empresa o implicar un verdadero dolor de cabeza.

Los asesores financieros de confianza, al igual que un buen asesor fiscal, pueden ahorrar un número importante de quebraderos de cabeza al empresario, o por el contrario, y como sucede a menudo, creárselos.

La complejidad de las relaciones con la Administración hoy en día es tal, que la empresa no puede permitirse delegar esta responsabilidad en base a criterios como el precio, sino de la calidad, profesionalidad y experiencia del asesor.

Aspectos importantes a tener en cuenta antes de contratar a un asesor financiero o un asesor fiscal

Compruebe las credenciales académicas y titulaciones

Es habitual que hoy día los servicios de asesoría fiscal, financiera o contable se presten por profesionales con muy distintos méritos académicos.

No es lo mismo contratar a asesores financieros con una titulación superior, que a alguien que haya realizado un breve curso en una determinada materia. Simplemente, a mayor nivel de preparación, mayor calidad del servicio.

Elija a alguien con experiencia

Compruebe cuánto tiempo lleva prestando el servicio. ¿Acaba de empezar o lleva años asesorando a empresas?

Tenga cuidado con asesores financieros que puedan desaparecer de la noche a la mañana. Los plazos y los asuntos que queden a medias de resolución con la Administración pueden suponerle un serio disgusto.

Comprobar a qué tipo de empresas asesora

¿Tiene una variada cartera de clientes o no? ¿Asesora a alguna empresa importante?

Visite sus instalaciones

Verifique que cuenta con los medios personales y materiales necesarios para prestar el servicio que su empresa necesita.

No decida exclusivamente en base al precio

Nadie puede prestar un servicio de alta calidad si no se paga un precio que permita cubrir los costes personales y materiales necesarios. En numerosas ocasiones, lo barato sale caro, e incluso muy caro.

Compruebe los seguros de responsabilidad civil

Es importante que su asesor tenga suscrito un seguro para hacer frente a posibles daños derivados de la prestación del servicio.

Add Comment